TRABAJAR DESDE CASA, ¿una ventaja o un freno en tu emprendimiento?

Hoy quiero compartir contigo mi experiencia como emprendedora trabajando desde casa, y mis recomendaciones para que lo hagas con foco y productividad.

Esta es una de las preguntas que más a menudo me hacen y que yo misma me planteaba cuando empecé la aventura de mi emprendimiento, ¿trabajar desde casa es un lujo o un freno a tu emprendimiento?

Desde mi experiencia, trabajar desde casa tiene un montón de ventajas: dejas de gastar tiempo en desplazamientos y atascos, te olvidas de buscar aparcamiento, haces tus pausas cuando consideras que te viene mejor… en definitiva, tienes mayor flexibilidad horaria y te puedes organizar tus tiempos (lo cual es muy útil si estás tratando de conciliar, como yo). O incluso si tu emprendimiento es algo que estás compatibilizando con otro trabajo….Y es la mejor manera de compatibilizar tu vida laboral con los posibles cambios en tu vida personal.

También te permite organizar tu tiempo y tu espacio a tu gusto, y para mí es algo muy importante.

Sin embargo, también existen inconvenientes, hay otra “cara B” en la moneda. Por ejemplo, desde mi punto de vista, el hecho de “estar en casa” hace que algunas personas (familia y amigos principalmente, pero también el cartero), piensen que estás “disponible en cualquier momento” y que pueden llamarte, pasar por tu casa sin avisar o llamar a tu timbre sin pensar demasiado.

Y eso, querida mía, es una pérdida de tiempo y energía…y sobre todo, de concentración. Y si además, eres condescendiente contigo misma (“no pasa nada, ya lo hago después”), esta flexibilidad se transforma en un mal hábito y en una fuga constante de tiempo y foco. Tienes que ser muy clara con el tiempo que dedicas, con los límites que pones y con cómo te organizas.

Debes saber cómo separar las cosas de casa de las de tu proyecto, y tener un mecanismo que te permita hacer “cambio de chip” cada día, algo que te permita mentalizarte de que estás “en modo trabajo” y en ese momento estás solamente centrada en tu proyecto y eso es sagrado! ¿No sería así trabajando por cuenta ajena?

Esta es una de las preguntas que más a menudo me hacen y que yo misma me planteaba cuando empecé la aventura de mi emprendimiento, ¿trabajar desde casa es un lujo o un freno a tu emprendimiento?

Otra peculiaridad de la vida de la emprendedora es que trabajas de forma solitaria, y hay momentos y días complicados. En esas situaciones, te recomiendo que salgas de casa, que vayas a un sitio de coworking o que hagas cualquier cosa que te saque de ese círculo gris y de esa rutina.

Y sobre todo, sobre todo, sobre todo, te recomiendo que te rodees de otras emprendedoras, gente que comparta contigo la inquietud por el emprendimiento, aunque vuestros proyectos no tengan nada que ver entre sí o estéis en distintas fases.

Es súper importante la positividad y la carga de energía que obtienes cuando hablas con gente que te entiende, que comprende tus preocupaciones y valora cada pequeño logro…y eso solamente pasa cuando compartes tus experiencias con otra emprendedora y tiene un valor impagable! Aunque tengas que hacer malabares para cuadrar horario, ¡no importa, merece la pena!

Dicen que somos una media de las cinco personas con las que más nos relacionamos, así que hazte un favor y relaciónate con gente que te cargue las pilas porque lo necesitas, y sobre todo…¡que te de mucho sentido del humor!

Me encantaría saber cuál es tu punto de vista, y si tienes algún truquillo o consejo, te animo a que me lo cuentes en los comentarios, ¡estaré encantada de leerte! 💙

Sin comentarios

Deja tu comentario
Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Tus datos de contacto en este formulario van a ser tratados por mí, Raquel Ruiz Muñoz, como responsable de esta web. La finalidad para la cual son recogidos es exclusivamente responder al comentario que vas a hacer a través de este formulario, y serán gestionados a través de la empresa con sede en la U.E. que se encarga de mi hosting, CDMon (puedes ver su política de privacidad aquí https://www.cdmon.com/es/avisos-legales). Te recuerdo que puedes ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, supresión o portabilidad. Puedes consultarlos con mayor detalle en mi Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.