Cuando solamente ves obstáculos y crees que no lo vas a lograr

El día a día de la emprendedora está lleno de retos, unas veces emocionantes, y en otras ocasiones desilusionantes. Cuando los imprevistos se acumulan, cuando parece que tenemos un imán para los obstáculos, es muy natural desilusionarse… e incluso pensar en tirar la toalla con tu proyecto.
 
Así que hoy quiero transmitirte una idea sin enrollarme (a ver si lo consigo!):
 
Que aparezcan obstáculos e imprevistos por el camino no significa que no lo vayas a lograr.
 
Significa que no lo vas a lograr de la forma en la que te habías imaginado. Nada más.
 
Y no he venido aquí para recomendarte que te pongas ya mismo en modo zen y que esperes a que el universo ponga todo en su sitio, not this way. Por dos razones fundamentales:
 
    ⚓️ porque tienes todo el derecho a “enfadarte con el mundo” por lo que te pasa, 
    ⚓️ y porque el universo no va a venir en tu rescate si tú te quedas esperando a que cambien los vientos y llegue la buena suerte a llamar a tu puerta.
 
No funciona así la película. No conmigo, ni con las emprendedoras que conozco, ni con mis clientas.
 
Si te sientes frustrada, desilusionada y agotada (porque este tiovivo también agota), tienes que darte permiso para sentirte así, y dejar que este “mal rollo” salga cuanto antes. Desconecta ya, haz algo que te cargue las pilas y, a ser posible, muévete. Sobre todo, sobre todo, no te quedes en el mismo lugar en el que trabajas cada día tratando de analizar lo que te ha pasado y por qué te ha pasado a tí. 
 
Y una vez hayas pasado ese momento (al que tienes que poner fecha de caducidad), es hora de ponerse “manos a la obra”!
 
Tu objetivo ahora es enfocarte en buscar alternativas. Si no ha salido por el Este, saldrá por el Oeste, pero ten la convicción de que lo lograrás!
 
Y fíjate bien que he escrito “alternativas” en plural. Ponte con una hoja nueva de papel (o con una digital, pero estrénala) y empieza a escribir en modo brainstorming 20 caminos distintos, 20 cosas que puedes hacer para lograrlo: no te juzgues por lo que escribes, no sobre analices y haz un “think out of the box”.
 
Aunque ahora te parezca imposible, vas a ser capaz de completar esa lista, pero te tienes que poner a completarla sin buscar “la solución perfecta-infalible-y a prueba de imprevistos y obstáculos”. No gastes tus energías buscándola porque no existe, y concéntrate en buscar distintos caminos para lograr lo que te has propuesto.
 
Te apuesto un coffee (o un batido verde que me acaba de recomendar una amiga que es un cielo) a que vas a encontrar un nuevo camino y a que te vas a sentir genial. Te lo garantizo.
 
Porque no lo olvides, amiga mía: vas a ser capaz de lograrlo POR OTRO CAMINO!
 
Y si tienes alguna amiga emprendedora que crees o sientes que puede estar atascada o desilusionada, envíaselo y ayúdala a darse cuenta de que va a ser capaz de salir de esta situación y de encontrar un nuevo camino! 
Sin comentarios

Deja tu comentario
Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Tus datos de contacto en este formulario van a ser tratados por mí, Raquel Ruiz Muñoz, como responsable de esta web. La finalidad para la cual son recogidos es exclusivamente responder al comentario que vas a hacer a través de este formulario, y serán gestionados a través de la empresa con sede en la U.E. que se encarga de mi hosting, CDMon (puedes ver su política de privacidad aquí https://www.cdmon.com/es/avisos-legales). Te recuerdo que puedes ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, supresión o portabilidad. Puedes consultarlos con mayor detalle en mi Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.