El ingrediente imprescindible en todas las fases de tu proyecto

Apúntatelo en tu pared, en el espejo del baño o en la puerta de tu nevera: el ingrediente imprescindible para que tu proyecto funcione y que debes tener en to-das-las-fa-ses-de-tu-pro-yec-to es…..la CONSTANCIA.
 
Reconozco que hace años escuchar la palabra constancia me daba un poco de pereza, me recordaba a las tardes en el colegio de mojas al que fui de pequeña donde nos tocaba hacer caligrafía tooodos y cada uno de los días (sin excusa) porque nos enseñaban que “solamente practicando a diario se consigue escribir bien”. O a las clases de piano con la pobre Sor Alicia, que reconozco que fueron las primeras veces en las que me salté las clases… En resumen, constancia significaba pereza, “algo que no es para mí“, “algo que solamente hace la gente disciplinada y esa no soy yo“….¿te suena?
 
Con el paso del tiempo y la experiencia aprendí que ser constante no significa trabajar todos los días de la misma forma, de manera cuadriculada y haciendo cosas pluscuamperfectas: para mí, ser constante es hacer cada día lo mejor que puedas a pesar de que los vientos no soplen a tu favor.
 
Porque no nos engañemos: ser constante en esos días en los que todo va como un cohete no tiene mucho mérito. Perdón, corrijo: tiene mérito, pero no requiere de tanto compromiso por tu parte, es algo que sale de manera natural.
 
Ser constante y tratar de hacer cada día lo mejor que puedas te ayuda en los momentos menos divertidos del emprendimiento:
 
⚓️ En esos días en los que estás de bajón, cansada o desilusionada. Si te comprometes contigo misma a hacer lo que puedas ese día, no solamente darás un pequeño pasito hacia adelante, sino que ponerte en marcha también te ayudará a sentirte mejor. Y no hay día malo que dure cien años, mañana será un día mucho mejor sin ninguna duda.
 
⚓️ En esos momentos en los que en tu entorno hay “marejada a fuerte marejada”. No vivimos en una burbuja y, al menos en mi caso, lo que pasa a mi alrededor me afecta un montón. Pero si a pesar de esos imprevistos y de lo que te preocupan esas “otras cosas” tienes la determinación de hacer ese día lo mejor que puedas, eso te hará sentirte mucho mejor y relativizar los problemas. Porque, en realidad, muchas de las cosas que nos preocupan no dependen de nosotras y todo esa preocupación que cargamos a la espalda es inevitable pero no sirve para mucho….
 
⚓️ Cuando sientes que estás en un momento de cambio, pero no tienes claro hacia dónde van a ir las cosas. Sé que eso te genera mucha incertidumbre, pierdes confianza en tí misma y sientes resistencia a hacer cambios en tu negocio. Pero déjame decirte que ese momento de cambio tiene una energía especial, y lo mejor que puedes hacer es cerrar los ojos y disfrutar de la aventura, ¡como cuando bajas por un tobogán gigante!! Y tener constancia en esos momentos, aunque no estés totalmente segura de lo que estás haciendo ni de hacia donde te diriges, te ayuda a ir dando pasos y llegar a ese nuevo momento de tu proyecto con el que estás soñando.
 
Estos son solamente tres ejemplos sobre cómo tener constancia te ayuda a conseguir resultados en tu proyecto. Y es que si lo pensamos con sentido común, paso a paso y poco a poco se hace el camino. Pero no importa que los pasos sean perfectos o que sean súper zancadas: lo importante es que los des.
 
Y no importa en qué momento de tu proyecto te encuentres: necesitas ser constante cada día, y en cada fase te dará unos resultados diferentes, pero siempre te garantizará que sigues adelante viento en popa y a toda vela! ⚓️
 
¿Qué tal te llevas con la constancia? ¿A qué te suena a tí esa palabra? Cuéntamelo en los comentarios, ¡estaré encantada de leerte! 💙
 
 
 
Etiquetas:
,
Sin comentarios

Deja tu comentario
Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Tus datos de contacto en este formulario van a ser tratados por mí, Raquel Ruiz Muñoz, como responsable de esta web. La finalidad para la cual son recogidos es exclusivamente responder al comentario que vas a hacer a través de este formulario, y serán gestionados a través de la empresa con sede en la U.E. que se encarga de mi hosting, CDMon (puedes ver su política de privacidad aquí https://www.cdmon.com/es/avisos-legales). Te recuerdo que puedes ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, supresión o portabilidad. Puedes consultarlos con mayor detalle en mi Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.