La razón por la que no debes pedir deseos a 2018

Si hace un tiempo me hubiesen dado una carta en la que escribir mis deseos para el nuevo año, seguramente habría incluido estas cosas:

⚓️ impulso para arrancar cosas nuevas

⚓️ fuerza para superar los baches que me vaya encontrando

⚓️ energía para mantenerme “a tope”

⚓️ foco para ir a por mis objetivos “como un cohete”

⚓️ claridad para tomar mis decisiones

⚓️ ilusión para seguir evolucionando y atreverme a probar cosas nuevas

⚓️ confianza en mí misma para seguir tirándome a la piscina una y otra vez

⚓️ visión de futuro para dibujar mi propio camino

⚓️ autenticidad para seguir siendo fiel a mí misma

Y en el apartado de extras, unas horitas más de sueño y sobre todo humor, mucho humor para poder seguir disfrutando de lo que hago cada día.

Pero este año me he dado cuenta de que se lo puedo seguir pidiendo a un nuevo año, al universo, al karma, a mi fe o a aquello en lo que cada una de nosotras crea….pero eso significa que estoy “regalando” mi responsabilidad.

A quien se lo tengo que pedir es a una única persona: ¡a mí misma!

 

Tengo que comprometerme conmigo misma para trabajar a tope en lograr todos esos deseos!

Y si miro a la lista pienso “¿pero cómo voy a lograr todo eso yo sola? ¿de dónde voy a sacar la fuerza? ¿cómo me voy a organizar?….” ¡¡Error!!! No se trata de pensar en el “cómo”, sino de tener en mente lo que quiero lograr, claro como el agua, y siendo lo suficientemente ambicioso como para que se me encoja el estómago y me suban las palpitaciones! Dejar de enfocarme en el cómo para poner el faro en mis objetivos y en lo que me van a ayudar a conseguir.

Todo lo que está en esta lista va a aparecer cuando me ponga a funcionar, porque ¡SOLAMENTE TE PASAN COSAS CUANDO HACES COSAS!

Pensar en cómo lo vas a hacer, dar vueltas y más vueltas y seguir pensando en “quién soy, de dónde vengo y a dónde voy” no va a hacer que te pasen cosas, ni que tengas más claridad ni que sepas cuál es el siguiente paso, ni que seas capaz de sortear los obstáculos, ni que consigas los resultados que te habías propuesto. Deja de pensar y ponte en marcha!

Haz cosas, prueba sin miedo, cámbialo, tírate de cabeza al mar, propón colaboraciones a gente a la que admiras, sueña a lo grande, olvídate de “encajar”, busca inspiración donde nadie lo hace, trata de que cada día de tu trabajo sea especial, y carga tus pilas cada vez que tengas una mínima oportunidad.

En definitiva: atrévete y confía en tí misma y  en que todo lo que haces, por loco que te parezca, es parte de tu camino y te va a ayudar a conseguir tus sueños.

No es que 2018 vaya a ser tu año, es que AHORA es TU MOMENTO. Te lo mereces.

Etiquetas:
,
4 Comentarios
  • dolores lopez
    Colgado a las 19:58h, 09 enero Responder

    Eres muy inspiradora.

    • Raquel Ruiz
      Raquel Ruiz
      Colgado a las 04:36h, 15 febrero Responder

      Gracias por tus palabras Dolores! Aquí estoy para ayudarte en lo que necesites! 😉

  • Susanna
    Colgado a las 16:09h, 14 enero Responder

    Cuentas verdades como templos, y de manera clara y sencilla. El post me viene como anillo al dedo, vamos que está claro que si pide, y pide, y pide, pero no actúa es lógico que nada va a suceder. Acción y a por ello, será entonces cuando recogeremos nuestros frutos. Gracias Raquel, eres especial pero eso tú ya lo sabes.

    • Raquel Ruiz
      Raquel Ruiz
      Colgado a las 04:36h, 15 febrero Responder

      Gracias Susanna! Es fundamental pasar a la acción y tomar las riendas, y créeme que los resultados llegan! Ánimo y a por 2018!!!!

Deja tu comentario
Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Tus datos de contacto en este formulario van a ser tratados por mí, Raquel Ruiz Muñoz, como responsable de esta web. La finalidad para la cual son recogidos es exclusivamente responder al comentario que vas a hacer a través de este formulario, y serán gestionados a través de la empresa con sede en la U.E. que se encarga de mi hosting, CDMon (puedes ver su política de privacidad aquí https://www.cdmon.com/es/avisos-legales). Te recuerdo que puedes ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, supresión o portabilidad. Puedes consultarlos con mayor detalle en mi Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.