Terminar un año significa echar la vista atrás y pensar en lo que hemos conseguido… y en los objetivos que se han quedado por el camino. ¿Cómo ha sido tu año? ¿No has conseguido lo que te habías propuesto? Si es así, y tus objetivos han ido...