Tu proyecto no es menos importante porque genere menos ingresos

Durante mucho tiempo me costó que en mi entorno (en mi casa, aunque suene durilo leerlo) se viese mi trabajo con la importancia que para mí tenía.
 
Parecía que cualquier imprevisto era algo que tuviese que asumir yo, porque estaba trabajando desde casa y podía adaptarme… y en caso de “pausar” algo, lo lógico era que fuese mi proyecto porque no era la principal fuente de ingresos de mi familia.
 
Y no cabe duda de que ser emprendedora y trabajar desde casa es una ventaja, pero también es un arma de doble filo. En mi caso, tenía sentimientos encontrados porque por un lado me sentía afortunada de poder ser flexible y encargarme de determinadas cosas, pero por otra parte veía que todo eso suponía un montón de tiempo que no dedicaba a mi proyecto, ¡con la falta que me hacía!
 
Y en el fondo, muy en el fondo, me sentía en desventaja porque mi negocio no era el que pagaba nuestras facturas, y estaba confundiendo “el valor de lo que hacía” con los ingresos que mi proyecto generaba.
 
En ese momento no me daba cuenta de cuál era el fondo de la cuestión, ni de que no estaba liderando mi proyecto, sino sudando lo indecible y enfadada y desilusionada con el mundo porque no llegaba a todo.
 
Pero al menos tuve un rayo de inspiración y pensé “ok, no estoy generando lo que me gustaría….todavía! Pero si sigo haciendo lo mismo voy a conseguir los mismos resultados. Así que tengo que darle a mi proyecto la importancia que tiene cuanto antes…y sobre todo, voy a darle la importancia que quiero que tenga en el futuro.”
 
⚓️ Aprendí que lo que tú no priorices, nadie lo va a priorizar por tí.
 
⚓️ Aprendí a no vivir esperando a que llegue “mi momento”, porque es algo que tengo que salir a crear.
 
⚓️ Aprendí que responsabilizarme de mi proyecto es darle la importancia que realmente tiene.
 
⚓️ Aprendí a decir “no” y a practicarlo cada día.
 
⚓️ Aprendí a dejar de sentirme culpable por no hacer cosas que no son mi responsabilidad.
 
⚓️ Aprendí que el mundo no se para ni hay un cataclismo porque yo esté “off” cuando estoy trabajando.
 
⚓️ Aprendí a que tengo que trabajar YA, hoy mismo, como la emprendedora en la que me quiero convertir.
 
⚓️ Aprendí a dejar de echar la culpa a mis circunstancias y a seguir adelante a pesar de ellas.
 
⚓️ Aprendí a dejar de considerar a mi proyecto como algo “poco importante” porque no era la principal fuente de ingresos en mi casa.
 
⚓️ Aprendí a LIDERAR  mi proyecto de verdad.
 
Y me encantaría ver por un agujerito cómo lideras también tu propio proyecto, cómo logras tus propios aprendizajes y cómo construyes la vida que deseas tener.
 
Y para ello, ¡¡¡recuerda que tu trabajo no es menos importante porque genere menos ingresos!!!
 
Créeme cuando te digo que este cambio de chip te hará trabajar de forma más profesional y eso te permitirá lograr los resultados que te propongas mucho antes!
 
¿Sueles dejar tu proyecto “en pause” para adaptarlo a todos los imprevistos que llegan a tu vida? ¿Te sientes obligada a hacerlo porque tu proyecto no es la principal fuente de ingresos de tu familia? 
Sin comentarios

Deja tu comentario
Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Tus datos de contacto en este formulario van a ser tratados por mí, Raquel Ruiz Muñoz, como responsable de esta web. La finalidad para la cual son recogidos es exclusivamente responder al comentario que vas a hacer a través de este formulario, y serán gestionados a través de la empresa con sede en la U.E. que se encarga de mi hosting, CDMon (puedes ver su política de privacidad aquí https://www.cdmon.com/es/avisos-legales). Te recuerdo que puedes ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, supresión o portabilidad. Puedes consultarlos con mayor detalle en mi Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.